Nuestra filosofía

Nuestra filosofía se sustenta en el principio de : “Existe sólo un camino a la belleza: LA SALUD”. Desde una perspectiva Higiénica y de mantenimiento, pretendemos enseñar a defender, proteger, cuidar y mejorar la piel de nuestros usuarios. Con absoluto rigor y conocimiento del motivo de cada tratamiento. La información es la base del criterio de elección y la fidelización.


La piel es un órgano vivo, de hecho el mayor órgano de nuestra economía. Es necesario saber interpretar lo que nuestra piel "cuenta", porque sabemos que la piel, se manifiesta a través de sus cambios e inestetismos (problemas estéticos); un experto debe conocer y saber descifrar los mensajes que la piel emite.De la misma manera que si nos ruborizamos, nuestra piel enrojece, si sentimos miedo o un susto, el reflejo será de palidez extrema, si estamos enfermos elevará su temperatura, etc.

Observamos cómo resulta la piel, un exhaustivo reflejo de nuestras emociones, de nuestro estilo de vida y de nuestra salud. Necesitamos tratar a la piel estableciendo una comunicación, y adaptando el tipo de tratamiento cosmetológico preciso. Ahora bien, para conocer el resultado de un cosmético en la piel, se hace absolutamente necesario comprender dos situaciones:

  1. 1. Qué estructuras básicamente componen la piel que vamos a tratar.
  2. 2. Qué principios activos vamos a utilizar para tratar esas alteraciones.

El primer programa de Compositum trata del antienvejecimiento cutáneo. El envejecimiento es un proceso en la mayoría de los casos natural y cronológico, pero la aceleración de este proceso, también puede deberse a factores diversos, como es la excesiva exposición al sol, enfermedades, pocos o ningún cuidado de mantenimiento, alimentación pobre en nutrientes, tabaquismo, alcoholismo, deshidratación profunda, etc...

Si bien es cierto que la piel femenina y la piel masculina presentan diferencias en cuanto al empaquetado celular (mayor grosor en el hombre), en cuanto a la cantidad de colágeno acumulado (mayor cantidad en el hombre),y actividad de las glándulas sebáceas (mayor actividad en hombre), como también sus costumbres respecto al uso de cosméticos, y la presentación de los mismos; no es menos cierto que la conformación estructural de ambas pieles es la misma, y las necesidades de la utilización de un corrector, idénticas, cuando se produce el inestetismo. De hecho, esta firma, que desarrolla un programa antienvejecimiento técnico del tejido, trata de no distinguir ni clasificar a sus usuarios por género sexual.

Cuando una persona presenta una alteración que cursa con dolor, no se tiene en cuenta su género, para administrar un remedio. Es éste el caso que se da en la creación de la línea antienvejecimiento. Por las características de su presentación (perfume y textura) se adecúa y ajusta a las necesidades de ambos sexos. Pretendo con esta aclaración sacar del criterio típico y usual de crema para señora y crema para caballero, COMPOSITUM diseña y elabora una cosmética técnica, una " cura" especializada en el tratamiento de cada una de las tres capas que configuran la piel de un ser humano.